Industria

Voraz incendio destruyó numerosos autos de colección

Un negocio especializado de Illinois fue devorada por las llamas


Alrededor de 150 automóviles de colección de diversos tipos, la mayoría de ellos en magníficas condiciones y con alto valor, quedaron irreparablemente dañados luego que un voraz incendio consumiera las instalaciones de un especialista en la compra-venta de este tipo de vehículos establecido en Illinois, EEUU.

Según publicó el portal de noticias norteamericano ‘The Telegraph’:

“La noche del martes se incendió uno de los galpones de almacenamiento de la empresa Country Classic Cars, en Staunton, Illinois”. 

La información precisa que “el edificio estaba lleno de autos clásicos que se quemaron totalmente, dejando saldo de unas ciento cincuenta unidades totalmente destruidas” añadiendo que  un número indeterminado de autos que sufrieron daños de mayor o menor nivel. 

“Todavía es imposible precisar cuántos autos de colección quedaron totalmente dañados o destruidos y entre ellos cuáles tenían además valor histórico, o deportivo por alguna razón”.

El inventario general de vehículos dispuesto por Country Classic Cars para la venta totalizaba algo más de 600 unidades antes del incendio y las autoridades del Cuerpo de Bomberos de Stauton aún tratan de identificar las causas del incendio, precisando que la cuantía de los daños sufridos por el edificio impedirá establecerlo con exactitud.

“Fue un incendio enorme en un edificio que debe medir como 510 pies de largo y 50 pies de ancho.  Cuando llegamos al sitio ya algo así como la tercera parte del edificio se había quemado”, dijo el Jefe del Distrito de Bomberos de Staunton, Rick Haase, quien precisó que el aviso fue recibido a las 6:10 pm, cuando ya no había empleados en el lugar.

Extinguir el incendio ameritó la presencia de un centenar de bomberos, pertenecientes de trece departamentos diferentes de la ciudad y la falta de agua en los hidrantes circundantes exigieron traer camiones cisternas desde otros lugares, lo cual hizo que el incendio tardara más en extinguirse. 

“El edificio estaba hecho a base de madera, contrachapado y muchos elementos fácilmente combustibles, y en su interior, además de los carros, había muchas cosas que eran fácilmente combustibles” añadió Haase.

Algunos especialistas en el mercado de autos clásicos de EEUU señalaron que tras cuantificar los daños, seguramente los autos serán cedidos a chiveras o recuperadoras que puedan ofrecerlos como autos donantes de piezas para otros similares, sin descartar que la empresa organice una venta de remate.  Otros especularon que la empresa quizá opte por hacer una experticia que permita recuperar piezas en algunos de ellos y desechar el resto. 

“Obviamente los que se puedan restaurar serán restaurados, bien sea por la empresa, o por quien desee adquirirlos…”


La tercera parte del inventario de un importante vendedor
americano de autos clásicos se perdió irrecuperablemente.
No hubo fatalidades humanas, pero sí numerosas pérdidas
(foto cortesía ‘The Telegraph’)

Compartir