Deportes

En opinión de Horner, la F-1 está frente a una encrucijada

El directivo de Red Bull opinó sobre el debate de los motores del futuro


El Director General del equipo Red Bull Racing, Christian Horner, accedió a compartir puntos de vista con la prensa sobre lo que puede ser el motor del futuro en el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 y relató que en su opinión la categoría y el propio deporte se encuentran en un momento difícil por lo que respecta a este importante componente.

En opinión de Horner “el deporte debe tomar pronto varias importantes decisiones de futuro y aspira que estas decisiones se tomen en función de impulsar el desafío entre hombres y máquinas, contra otros hombres y otras máquinas”.

“Espero que por el bien de la Fórmula 1, las decisiones que se tomen sean sustanciales y no obedezcan a compromisos.  El problema con las soluciones negociadas en base a compromisos es que estos no se acomodan con nadie al final”, dijo Horner, quien añadió que “en los últimos tiempos hemos visto cómo las marcas oficiales de autos han migrado hacia la Fórmula E porque es ahí hacia donde se enfocan los autos eléctricos y hacia donde se enfoca la tecnología en torno a ellos”, agregó.

En opinión de Horner “la decisión que la Fórmula 1 debe hacer para el 2021 es muy importante, porque de ella dependerán las características de los motores que se usarán durante los siguientes ocho o diez años”.

El directivo ha cuestionado reiteradamente las actuales unidades de potencia V6 turbo híbridas y aboga por un regreso  a los motores V8 y V10 totalmente aspirados, sin turbos, ni sistemas híbridos, ni recuperadores de energía.  

Los equipos como Red Bull admiten que el futuro de la industria automotriz está más en los motores eléctricos y en los sistemas híbridos y los recuperadores que en los motores de combustión interna, pero alegan que desarrollarlos es extremadamente costoso, mientras los aficionados se quedan de que el ruido de los motores es poco espectacular. 

“El problema es que a medida que un motor es más eficiente y más moderno es también más pequeño y menos ruidoso. ¡Eso es inevitable!”, explicó recientemente un técnico de Mercedes-Benz Motorsport.


La F-1 debe elegir si seguir invirtiendo grandes sumas en
hacer correr motores cada vez menos dependientes de la
combustión interna, o complacer a los fans y los equipos
regresando a los antiguos V8 o V10 porque son menos
costosos y hacen un ruido más agradable al público…

Compartir