Tecnología

Accidente en Italia muestra que los GPS aún son falibles

Seguir ciegamente las indicaciones del aparato puede causar problemas


Un automovilista italiano ha generado un gran revuelo en redes sociales y en los medios especializados en automóviles de Italia al protagonizar un accidente insólito que, oficialmente, se debió a seguir escrupulosamente las indicaciones de un sistema de posicionamiento satelital que se revelaron equivocados.

El conductor, que no ha sido identificado por las fuentes que se hicieron eco de la noticia, conducía un Volvo V40 que acababa de comprar y había decidido dar un paseo turístico a un pueblo de estilo medieval, Carate Urio, que se encuentra en la provincia de Como.

En su reporte a las autoridades, el conductor del Volvo afirmó estar siguiendo exclusivamente las indicaciones del sistema de posicionamiento global (GPS por sus siglas en inglés) que Volvo instala estándar en sus actuales modelos y que identifica con el nombre comercial “Sensus Connect”.

La eficiencia de las suspensiones y la capacidad del habitáculo de aislar a sus ocupantes del ambiente exterior fueron factores determinantes para confundir al conductor, que no se percató cómo el navegador le sacó de la vialidad para introducirlo en una zona peatonal empedrada al estilo medieval.

Siguiendo fielmente las indicaciones sonoras del GPS el conductor de cómo no puso demasiada atención al entorno, a pesar de que éste se estaba estrechando cada vez más.  En determinado momento la ruta peatonal se hizo demasiado estrecha para el V40 y éste terminó encastrado literalmente entre dos muros de piedra.  Fue en ese momento en el que el conductor se percató de lo que ocurría y solicitó ayuda a las autoridades.

“Fue culpa del navegador” insistió el carro a los asombrados policías locales, quienes no lograban entender cómo había sido posible que el conductor hubiese llevado aquel carro hasta ese lugar sin darse cuenta de donde estaba.  Otras experticias señalan que el sistema incluía un error en su cartografía, en la cual se había identificado esa calle como de tránsito vehicular y con dimensiones mayores.


El incidente de Italia demuestra que todavía el conductor sigue
siendo una parte importante del proceso de conducción a pesar
de la creciente ayuda que brindan sistemas de conducción y
asistencias satelitales, que son muy buenos, pero no infalibles
(foto cortesía de ‘Quattroruote’)

Compartir