Tecnología

Prosigue el desarrollo de los cauchos de fibras metálicas

La NASA los creó para usarlos en otros planetas y también en la Tierra


Una nota publicada recientemente por el portal español ‘CarAndDriver’ ofreció los avances de la Agencia Norteamericana de Investigación Aeroespacial (NASA, por sus siglas en inglés) en el desarrollo de una rueda desarrollada a base de fibras metálicas que le confieren gran resistencia, mucha durabilidad y un desempeño sumamente flexible sobre rutas sin desarrollar.

La idea de reemplazar los cauchos (neumáticos) con una armazón en forma de red sumamente flexible y muy resistente se ha venido desarrollando en los últimos años, empleando diversos materiales a base de polímeros, metales o aleaciones.  La NASA parece haber encontrado una respuesta definitiva recurriendo a las fibras metálicas de gran flexibilidad y gran duración.

Bajo el nombre de “Spring Tire” (o “Caucho de Resorte”) el Centro de Investigación Glenn de la NASA ha mostrado públicamente el más reciente avance en la materia, en forma de una rueda en la cual el tradicional neumático (caucho) hinchado con aire o gas y su habitual banda de rodamiento es reemplazado por una estructura metálica en forma de malla o panal, que puede adaptarse flexiblemente a las irregularidades del camino tan bien o mejor que un caucho tradicional, pero además es mucho más duradero que éste.

Mientras otras empresas y especialistas han desarrollado esta idea con polímeros y metales, NASA ha creado su propio material, al cual ha denominado “Nitinol” y nace de la combinación en aleación de níquel con titanio. 

La resistencia del titanio y su bajo peso se combinan con la maleabilidad del níquel y su resistencia al óxido para conformar una aleación que, aplicada en fibras que a su vez se ensamblan en forma de mallas, ofrece ventajas como el peso ligero, la flexibilidad de uso y una gran capacidad de recuperación al recibir impactos fuertes, o tener que soportar grandes pesos durante lapsos de tiempo relativamente prolongados, como el de un vehículo inactivo, sin deformarse y volviendo prontamente a su estado original.

Durante el proceso de desarrollo, NASA se ha hecho asesorar por la trasnacional norteamericana del caucho GoodYear, quien también ha investigado por su cuenta en esta área.

Diversos videos publicados en la red internet muestran cómo los “Spring Tire” de NASA pueden funcionar en vías sin desarrollar (sin asfaltar) en un vehículo corriente como un Jeep Wrangler, ofreciendo buenas prestaciones en cuanto a desempeño y manejabilidad en terrenos agresivos.  Algo que podría preludiar su producción en serie para equipar vehículos de trabajo que deban tener capacidad todo-terreno.


El “caucho resorte” de la NASA debería equipar a los futuros
vehículos usados en la exploración extra planetaria, pero antes
de eso podría tener buenas aplicaciones en el uso cotidiano…

Compartir