Deportes

McLaren dice que necesita tiempo para concretar su nivel

Los británicos ofrecen explicaciones por el bajo rendimiento en los test


La asociación entre el equipo británico McLaren Team y el bicampeón mundial Fernando Alonso sigue sin mostrar el nivel requerido para estar entre los mejores en el Campeonato del Mundo de automovilismo Fórmula 1, luego de cuestionar el nivel de competitividad de los motores Honda y cambiar a Renault.   La falta de resultados positivos tras el cambio, ha hecho a la dirigencia del equipo convocar una rueda de prensa ayer en el Circuito de Cataluña, España.

Zak Brown, Presidente Ejecutivo de McLaren y Eric Bouiller, Director Deportivo de la divisa, comparecieron ante los medios para explicar la naturaleza de las averías que han mortificado su pre-temporada, exponiendo que son defectos de juventud que poco afectan el rendimiento general del carro.

Los test pre-temporada previos al inicio del Campeonato comenzaron mal para McLaren, cuando tras apenas cubrir seis vueltas en la primera jornada Fernando Alonso se salió de pista tras perder una rueda.  El incidente está siendo investigado por la Federación Internacional del Automóvil (FIA, por sus siglas en francés) y los británicos reiteraron que fue ocasionado por un defecto en un tornillo de rueda.

En la segunda jornada, a una temperatura ambiente de 4ºC, el piloto Stoffel Vandoorne tuvo que ser detenido tras  cubrir apenas una treintena de giros al presentar el auto problemas de recalentamiento.  McLaren atribuyó inicialmente el problema a la rotura de una pieza “que no vale más de dos dólares” pero luego el equipo admitió que debe revisar el sistema de refrigeración y de escapes.

A fin de compensar la mala impresión inicial, McLaren y Alonso intentaron dar dos vueltas cronometradas en solitario durante la tercera jornada, el pasado miércoles.  La dupla dominó la sesión, porque ningún otro piloto ese día bajó a la pista.

El pasado jueves, McLaren instaló las ruedas más suaves dispuestas por Pirelli y usó reglajes muy agresivos para imponer un súper-crono con Stoffel Vandoorne.  El intento de dominar la sesión y así dar una señal de competitividad del material, quedó sin embargo diluido cuando en la tanda vespertina Lewis Hamilton no tuvo mayor dificultad en superar ese registro, usando las mezclas más duras de Pirelli y reglajes más conservadores.  En términos de recorrido esa fue la jornada más consistente del equipo, que también requirió a Fernando Alonso.

Esta semana la situación no ha mejorado.   Mientras los demás equipos se están mostrando capaces de bajar sistemáticamente sus cronos, los ingleses de McLaren no lo están haciendo.   La tanda del martes se vio alterada por un problema eléctrico que no pudo ser reparado en pista y mientras los directivos de McLaren daban su rueda de prensa conciliatoria ayer, el astro local Fernando Alonso debía hacer cuentas con una avería de motor que le obligó a abandonar su auto fuera de pista.

“Es un carro nuevo, que está usando un motor nuevo.  Necesitamos tiempo” expuso Eric Bouiller, mientras los pilotos insisten en que el conjunto McLaren-Renault “tiene más potencial” que el antiguo conjunto McLaren-Honda. 

“Son solo test.   Y antes que nada hay que conocer la historia completa… si vemos la tabla de tiempos, Red Bull hizo un test con nuevos cauchos blandos y nuevos cauchos medios, con una diferencia de medio segundo.   Así que no hay mucha diferencia entre los compuestos de cauchos y los ajustes para cada uno.  Tal como dije la semana pasada, tenemos una razón técnica por la cual hemos querido probar con estos cauchos (los más blandos).  Ciertamente el carro se rompe y tenemos ciertas pequeñas cosas que reparar, pero estos son solo test y forma parte del proceso.  Estamos al inicio de una nueva relación con Renault con un empaque totalmente nuevo para el motor y para el carro.  Esto son solo pruebas.  Todo va bien.  Solo necesitamos tiempo.”

McLaren intenta revertir este año una racha negativa que dura desde hace varias temporadas.  En 2017, último año de asociación con Honda, los británicos quedaron penúltimos a pesar de disfrutar de un presupuesto comparable con el de los equipos punteros.


En general los equipos han logrado cubrir sus programas
de test y los recorridos programados. McLaren sin embargo
es la excepción y los directivos deben llamar a la calma

Compartir