Deportes

El humo que suelta el Ferrari crea suspicacias en Barcelona

La polémica sobre el uso del aceite en F-1 está a punto de extenderse más


Especialistas diversos que han cubierto el desarrollo de los test pre-temporada previos al inicio del Campeonato del Mundo de Fórmula 1 que se están realizando en Barcelona, España, han hecho notar en las últimas horas el modo en que el monoplaza del equipo italiano Scuderia Ferrari genera visibles humos de combustión, sin que ello esté relacionado con algún tipo de avería en su unidad de potencia.

El especialista colombiano Diego Mejía comentó a través de su cuenta oficial en la red social Twitter el modo en que el auto italiano, conducido por el finlandés Kimi Raikkonen, circulaba dejando una estela persistente de humo ayer en la tarde.

Otros especialistas, como el italiano Franco Nugnes, sugieren que esta anormal cantidad de humo podría ser la señal de que Ferrari experimenta con diversas fórmulas para disponer del aceite sobrante del motor.

“Con la prohibición expresa de no quemar aceite en el plénum del motor y evitar así que los constructores puedan seguir usando el aceite para enriquecer su gasolina, se ha tenido que regresar al sistema antiguo.  Por ello el sistema de recuperación de aceite ya no se vacía en el sistema de alimentación, sino directamente en la pista” explicó Nugnes en la edición italiana del portal Motorsport.

Las discrepancias surgen en consecuencia con lo que puedan decidir los diferentes equipos que “queman aceite” para prescindir de éste.    Algunos expertos especulan que ciertos equipos pueden elegir, simplemente, dejar que éste se desparrame por la pista, causando problemas de seguridad.   Otros sugieren que hay empresas motoristas que están buscando el modo de quemar ese aceite de algún modo, burlando la prohibición expresa.

La actual norma, establecida por la Federación Internacional del Automóvil (FIA, por sus siglas en francés), impone a un equipo no consumir más de 1.8lts de aceite por carrera, lo cual obligaría a evacuar cualquier exceso antes de que el auto deba superar alguna experticia técnica.  El equivalente en peso de ese aceite serían 36kgs, que también crean una diferencia en el rendimiento del carro.

Durante 2017 hubo muchas polémicas en torno al modo en que los fabricantes de motores Mercedes-Benz Motorsport y Scudería Ferrari disponían del aceite, usándolo como combustible para añadir aditivos a la gasolina normal.   Un intento de veto a esta iniciativa fue negociado por los equipos involucrados, alegando el costo hecho en materia de inversión y por ello se establecieron normas de uso y consumo de aceite.


La manera anormal de humear del Ferrari ayer miércoles
en Cataluña, durante sus pausas en box y al rodar en pista
ameritó que el Delegado Técnico de la FIA, Jo Bauer (foto),
pidiera aclaraciones por escrito

Compartir