Deportes

Los avances de Honda se notaron poco en el GP de España

Los accidentes de Hartley y Gasly ensombrecieron un balance muy positivo


Directivos de Honda Perfomance Development, empresa que representa los intereses de Honda en el Campeonato del Mundo de Fórmula 1, manifestaron su contrariedad al no poder conseguir resultados en el Gran Premio de España del pasado fin de semana que sustentaran su buen nivel de rendimiento con el monoplaza de Toro Rosso.

Ambos monoplazas italianos mostraron un buen nivel inicial en los test libres previos a lo que fue la quinta fecha de la temporada, pero el neozelandés Brendon Hartley destrozó el auto al final de la tercera sesión libre.  El carro pudo ser reparado para la carrera a costa de un gran esfuerzo, pero fue necesario instalar nuevos elementos al tren de mando y hubo que largar desde el último lugar, lo cual alejó toda perspectiva de marcar puntos.

Pese a la falta de verificación del carro y pese a salir en el último lugar, Hartley logró recuperarse bien en carrera, terminando en el puesto 12 entre autos y quedando bastante cerca del grupo de carros que luchó por los puestos 9 y 10.   Ello acrecentó la frustración de Honda, cuyos técnicos quedaron convencidos de que el neozelandés habría podido marcar puntos de no haber tenido que largar último.

La frustración se extendió a Pierre Gasly, quien por primera vez desde que quedó cuarto en Bahrein logró superar sin ningún problema el corte de calificación Q2 para largar desde el puesto 12.  Allí las perspectivas de luchar por los puntos que otorgan los puestos 8, 9 o 10 estaban totalmente abiertas, en vista del buen rendimiento del carro y de su unidad de potencia.  Desafortunadamente el joven francés fue víctima de la confusión creada por Romain Grosjean al cruzarse en medio del pelotón en la propia primera vuelta, causando su retiro, el de su joven paisano y el del alemán Nico Hulkenberg.

Tras la carrera, al ver que un Alfa Romeo Sauber acabó décimo, que Sergio Pérez remontó desde el puesto 16 para culminar noveno y que otro Alfa Romeo Sauber ocupó la zona de puntos durante gran parte de la carrera, los ingenieros de Honda se mostraron decepcionados por el prematuro abandono de Hartley.

“Hemos conseguido nuevas maneras de generar datos y contrastarlos.  Ahora tenemos más respuestas sobre el rendimiento y sobre las razones por las cuales ocurren ciertas cosas en las unidades de potencia.  Habíamos logrado un importante nivel de mejora y esperábamos demostrarlo en Cataluña, que es una pista donde ya habíamos logrado ir bastante bien en la pre-temporada.  Los progresos fueron reales, pero lo ocurrido en pista impidió verlos”, dijeron en Honda.

La adaptación de Honda a Toro Rosso se ha realizado de manera satisfactoria, con dos resultados puntuables y con carros capaces de terminar carreras sin mayores dificultades, lo cual es un marcado contraste con lo que fue la relación entre Honda y McLaren Team entre el 2015 y 2017.  Sin embargo, los incidentes en pista han venido afectando notoriamente a la sociedad entre italianos y japoneses.


Honda, a través de Toro Rosso, deseaba ofrecer en Barcelona una
demostración real de su rendimiento al otro equipo del grupo, Red
Bull Racing, que aún debe decidir cuál será su proveedor de motores
para el bienio 2019-2020. Hartley al chocar trastornó los planes…

Compartir