Industria

Daimler llamará a revisión a 774.000 Mercedes-Benz

El llamado por manipulación de gases solo se realizará en Europa


La automotriz alemana Daimler, fabricante de Mercedes-Benz, se verá obligada a llamar a talleres a 774.000 vehículos en Europa que incorporan en sus motores diesel un mecanismo ilegal que falsea sus emisiones contaminantes, informó el Ministro de Transportes germano, Andreas Scheuer.

“Se va a emitir una llamada a talleres de forma inmediata", explicó el político conservador en un videomensaje publicado en la tarde del lunes, después de mantener una reunión en Berlín con el Presidente de la fabricante alemana, Dieter Zetsche.

Según indicó el Ministerio, las irregularidades fueron detectadas tanto en las furgonetas Vito, sobre las que ya existían sospechas hace tiempo, como en el modelo Clase C y el Mercedes deportivo GLC, dos de los modelos más vendidos por la automotriz.  En Alemania, los coches afectados ascendieron a unos 238.000.

Scheuer precisó que desde Daimler se han comprometido a cooperar de forma transparente con las autoridades, así como a eliminar los mecanismos ilegales incorporados a los motores diesel de sus automóviles para manipular las emisiones.

"Fue una conversación muy constructiva y hemos logrado una solución.  Nos vamos a encargar de manera inmediata de los motores de estos vehículos", dijo por su parte el máximo responsable de Daimler al abandonar el Ministerio.

La Oficina Federal de Vehículos Motorizados de Alemania (KBA), organismo dependiente del Ministerio de Transporte germano, acusó a finales de mayo a Daimler de usar el mecanismo ilegal incorporado en los motores diesel de su modelo Vito para falsear las emisiones.

La KBA reclamó en ese momento que llamase a talleres casi 6.300 de estas furgonetas con motores Euro 6 de 1,6 litros.  Desde hacía tiempo, las autoridades alemanas tenían el modelo Vito en el blanco de sus indagaciones.

De acuerdo con el organismo, existe una programación específica de dos funciones en el control del motor del vehículo que no cumple con el reglamento, una acusación que rechaza Daimler mostrándose incluso dispuesto a acudir a los tribunales para demostrarlo.

Estas funciones son parte de un complejo sistema de filtro de las emisiones de los tubos de escape que debe garantizar una firme depuración de los gases de emisión en diversas condiciones de conducción y tiempo de conducción de un vehículo, explicaron desde la automotriz.

El fabricante está siendo investigado por la Fiscalía de Stuttgart, en Alemania, y también en Estados Unidos.  Daimler, que tiene las marcas Mercedes-Benz y Smart, ya anunció el pasado verano boreal actualizaciones en más de tres millones de vehículos.

En el 2015 saltó el escándalo de la manipulación de las emisiones de los motores diésel.  Volkswagen admitió entonces que trucó los motores de más de 11 millones de automóviles diesel en todo el mundo para simular emisiones de gases contaminantes por debajo del límite permitido.


Según indicó el Ministerio de Transporte alemán, las irregularidades
de Mercedes fueron detectadas tanto en las furgonetas Vito como
en el modelo Clase C y el Mercedes deportivo GLC (foto), dos de sus
modelos más. En Europa están afectados 774.000 unidades, de las
cuales 238.00 fueron vendidas en Alemania.

Compartir