Deportes

Crece en Francia expectativa en torno al regreso de la F-1

Una importante plaza histórica recibirá muy pronto a los nuevos monoplazas


A falta de dos semanas escasas para que se celebre el Gran Premio de Francia como octava prueba del Campeonato del Mundo de automovilismo Fórmula 1, diversos historiadores están comenzando a subrayar la importancia histórica de ese país dentro del deporte a motor y dentro de la máxima categoría.

El primer Gran Premio de la historia se realizó en suelo francés en 1906 y la denominación Grand Prix que siempre ha identificado a las grandes carreras del Campeonato de Europa de automovilismo (hasta 1949) y del Campeonato del Mundo de Fórmula 1 (desde 1950) es justamente la traducción a idioma francés del término “gran premio”. 

La última competencia válida para el Campeonato del Mundo de F-1 realizada en Francia tuvo lugar a mediados de 2008 en el circuito de Magny Cours, en la zona central del país.  Un acuerdo con la regencia comercial de la categoría hace algo más de un año determinó que nuevamente Francia tenga una fecha en el calendario.

El circuito que recibirá de vuelta al Gran Premio de Francia es también parte de la tradición de los deportes a motor, pues se trata del trazado Paul Ricard, que albergó carreras de la máxima categoría hasta 1990, siendo reemplazado a partir de entonces por Magny Cours.

Sean Kelly, un especialista británico en estadísticas deportivas, apuntó en su cuenta de la red social Twitter que “cuando la F-1 corrió en el Paul Ricard por última vez (en 1990), hubo 35 carros inscritos (contra veinte actualmente) y entre ellos se incluían unidades con motores de doce cilindros en W o de doce cilindros planos.  La parrilla de largada tuvo 26 carros (contra veinte de la actualidad) y la carrera fue completada por 18 vehículos, lo cual se consideraba para la época un número inusualmente alto.  En el podio había un auto con un motor V12, uno con un motor V10 y otro con un motor V8.  Las cosas han “cambiado” un poco desde entonces.

Otros expertos han reseñado que cuatro de los veinte pilotos participantes tendrán raíces locales, en vista que habrá tres franceses y un monegasco compitiendo.  “Eso se compara con la gran época que tuvo el automovilismo francés en los años ’80, cuando un tercio de la parrilla de la salida venía de Francia”.

La última edición del GP de Francia de 2008 fue ganada por el brasileño Felipe Massa en un Ferrari.   Este equipo también ganó con Alain Prost la última edición del Gran Premio que se disputó en el Paul Ricard.


Desde hace algún tiempo el circuito del Paul Ricard reabrió sus
puertas a los autos de Fórmula 1 para realizar test de cauchos.
Dentro de poco el regreso de la máxima categoría a tan histórico
trazado será completo, cuando de nuevo éste reciba un evento
Grand Prix.

Compartir